¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

jueves, 24 de enero de 2013

Dj Carlos Jean en Palko.

¡¡BUENOS Y PALKEROS DÍAS!!
Hoy os quiero contar un evento al que pude asistir con todos mis amigos y del cual conseguimos salir 'ilesos'
Todo empezó por mi capricho de tener un palco privado en la discoteca Palko que además tenia que ser el balcon de la sala principal, porque sí, porque yo lo quise así basicamente.
Estuvimos una semana hablando y haciendo numeros para poder tenerlo para el Sábado 19, que daba la casualidad de que asistiría Carlos Jean a pinchar durante toda la noche.
¡Lo conseguí ! Osea, que ¡lo conseguimos! ahahaha.
Un palco en la sala principal justo en el ángulo perfecto para ver al Dj y a la vez a todo el mundo que estaba abajo, dos botellas de DYC y otra de Legendario, 20 botellines de coca-cola y otros tantos de fanta para seguir mezclando, ballantines aparte por cortesia de mi hermano y vozka por la mía.
Empezamos la noche en mi casa con una de mis mejores amigas que se vino desde Almodovar del Rio ha pasar el fin de semana y uno de mis mejores amigos y colaborador en este Blog como fotografo, Salva.
Música a tope en mi casa y la primera botella se fundió en menos de media hora, ¡el vozka rojo con nestea es la combinación perfecta!

El colaborador Salva y yo

Paula y Salva

Mi hermano y yo.




Estuvimos esperando al autobús pero como no llegaba decidimos llamar a los chicos de Jaén que habíamos invitado al palco para que nos recogieran.
Otra locura más dado que el como los conocimos es un puro desastre de un Sábado de borrachera tipico de Brooklyn Rock.
Al llegar alli, botella de vozka mora en mano como era de esperar no nos dejaron pasar asi que solté mi frase mítica: ¡El alcohol no se tira, se bebe hasta que te adormece!
No me pregunteis por qué pero acto seguido en la misma puerta los chupitos corrieron chico, chica y hermanos varios.
Entramos por un pasillo muy cuco solo para vips, y sí, me encantó decir que eramos VIPS y que nos lo tatuasemos en el brazo.
Al entrar a nuestro palco, nos acomodamos y abrimos todas las botellas. Y lo que pasó después se ha quedado en una sucesión tremenda de canciones, cubatas, gritos y saltos de todos emocionados. Risas y agujetas de las veces que se calló todo el mundo de un sofá a otro.

Los chicos de Jaen y mis chicos.



Y ¡aqui teneis la sala llena de gente y a Carlos Jean pinchando toda la noche!



La locura llegó hasta tal punto que el Samur y la policia tuvo que llegar a sacar a unas chicas del baño, a otras y otros la seguridad les echó porque iban demasiado borrachos y adivinad.. que una de esas personas fué una de mis amigas.
¡QUE SHOW! aunque gracias a estas cosas he aprendido a correr con tacones sin perder ni una pizca de equilibrio, todo vease lo positivo.
Sustos aparte y cansancio apareciendo, tuvimos el problemon del siglo. No podíamos salir porque habiamos perdido las tarjetas que nos daban al entrar para consumir, las cuales costaban 27euros por cabeza.
¡HORROR! Sobretodo porque estaban en mi bolso y yo no lo recordaba ahahaha. ¡Ya saben que tengo lagunas mentales!
Aunque todo se solucionó finalmente, aparecimos todos en nuestras casas sanos y salvos, hechos polvo y mas de una -'ejem' - con un novio, al día siguiente no pudimos evitar juntarnos de nuevo para enlazar los hechos que recordasemos.
Un desastre muy divertido fué la conclusión.

¿Os habeis divertido leyendome? Yo sinceramente no recordaba una fiesta así de buena hacía mucho, pero lo mejor de todo es que no tuve resaca ninguna, fuimos a desayunar/almorzar al McDonals (que esta de mi casa a unos 40 minutos andando) y luego pasé la tarde estudiando tranquilamente, ¡como si nada!
¿Quién me lo iba a decir habiendo llegado a casa a las 7 de la mañana?
¿Y vosotros qué? ¿Alguna vez habeis hecho algo por el estilo?
¡¡MUCHOS BESOS BY BROOKLYN ROCK!!