¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

domingo, 30 de noviembre de 2014

Es momento de pedirnos una cerveza.

-Es tiempo de preferir una cerveza.
Tiempo de saber que mientras un escritor te muestra sus sentimientos, un charlatán intenta inculcarte los suyos.
Que un iluso no es quien vive de ilusiones sino quien vive alimentándose a base de mentiras que lo ilusionan.

Ha sido el momento de admitir que lo que imaginas que vives no es lo que realmente vives, que la pasión no se comparte y que la intensidad se confunde con lo artificial.
Que a veces el silencio solo mata pero que las palabras son las que nos asesinan.
Es tiempo de ser valientes para admitir que el ''no importa'' es una forma de encubrir el hecho de que haya algo tan extremo e incapturable que simplemente nuestro soberano orgullo prefiere omitirlo.
Que no es amor, ni un pasado. Ni amistad ni un presente. Ni un problema para un futuro. Que simplemente es algo, ''lo que no defines''. 

Nunca corrí tanto ni tan lejos. 
Nunca llegué a tantas conclusiones a las tantas de la madrugada. 
Nunca fui tan consciente de que ya he crecido.
No temí al anochecer por gusto, ni perseguí el amanecer por corazón. 

No tenía miedo. No tenía límites. 
El camino no fue más difícil por la cantidad de kilómetros.

-¿Entonces por qué?
-Porque no sabía lo que era el miedo. Porque no conocía lo que conllevaba tener límites. Porque los kilómetros nunca fueron una piedra en mi camino, no me impidieron que lo recorriera. 
A veces planteamos mal la respuesta para quien nunca nos pregunta.. mi querido amigo.
No se trata de tener un futuro, se trata de conseguir mi propio futuro. Pero ahora, tomemos otra cerveza.




viernes, 21 de noviembre de 2014

365 Buenos Días

Las cosas cambian.
Mi padre siempre me decía que el día de mañana, vería, cambiaría, actuaría de muchas formas diferentes. Me consolaba diciéndome que cada vez que me despierto tengo una nueva oportunidad de hacer bien lo que ayer me salió mal.
Siempre he creído que dentro de todos esos cambios que se producen a lo largo de la vida, mis principios, mis bases de pensamiento, serían inamovibles.
Y sigo siendo la misma persona a la que puedes hacer la mas fuerte o la más débil, esa niña a la que asustas con una sombra mal colocada y esa que es capaz de discutirte hasta la más tremenda verdad siempre que difiera de su propia opinión.
Soy esa que a pesar de los años, sigue poniendose nerviosa cuando su padre la oye tocar el piano y esa que aunque hable con todo el mundo, se siente la cosa mas pequeña sobre la faz de la tierra porque los cambios y las cosas nuevas la aterran.
Sigo teniendo los mismos fallos y la misma vida pero los 365 días de cada año dan para tanto que he sido capaz de usar mi propia perspectiva para aprender de la de los demás.
Ahora sé lo que significa la palabra ''familia'', esa que incluye las discusiones mas locas y los momentos mas cargantes de la vida de cualquier adolescente. Esa que incluye tirarle el mando a la cabeza a tus hermanos pero sabiendo que si alguien hiciera lo mismo que tu, estaría muerto antes de intentarlo.
He aprendido lo que significa tener que hacer de madre, de alumna, de mujer independiente, de administradora, de persona responsable en general. Ahora entiendo lo que significa estar ''sola'' y lo que significa ''convivir''.
He recordado que todo el mundo necesita su propio espacio pero que eso no significa que no te quiera a ti cerca para cuando salga de esa burbuja. Ahora yo también necesito vivir en mi propia burbuja.
He vuelto a creer que todos los días puedo aprender algo nuevo, aunque sea algo que ya sabía con anterioridad, ahora vuelvo a saber que algo pasivo no sirve si no lo vuelves activo.
Quizás sea una alumna más, una compañera de piso pésima, una solitaria perdida en el mundo y una filósofa frustrada.. o quizás sea una tia genial que simplemente vive con muchos pajaritos en la cabeza.. Cada día tengo una idea diferente.
Pero como diríamos mi padre y yo ''hay que brindar por esos 365 días que empezamos de cero''


XO-XO
Mei Bosch


viernes, 14 de noviembre de 2014

Muchas de cal pero ¡la buena es de arena!

¡Buenas noches pequeños bichitos!

Desde que empecé a estudiar Marketing y Publicidad en Córdoba he pasado por diversas fases en muy poco tiempo.
Me he mudado un par de veces, he dejado amigos por el camino, he conocido a diario gente nueva y maravillosa.. trabajos, exámenes, discusiones por quién limpia y quién descansa a la semana, una locura de horarios, caminos que se hacen interminables al llegar y muy cortos cuando te vas.
Apuestas en mitad de clase que han derivado en unas fiestas que pa' qué. 
Llamadas a la familia todos los días y en mi caso incluso en mitad de la noche solo por saber como lo llevan.
Incluso sin llegar a saber aun por qué, mismamente por falta de costumbre supongo, en esos típicos días en que piensas que habría sido mejor no levantarse.. Hemos acabado -las ahora tres mosqueteras&co- de paseo por lugares raros de esta ciudad simplemente para que me animase.. ¡¡Las locuras de los estudiantes!!
También he aprendido a cocinar con una olla para no morir de empacho de macarrones, pizzas y hamburguesas.. En definitiva, que todo ha cambiado.

Por tanto, aunque llevo realmente poco aquí, tengo la sensación de que estas personas que están a mi lado cada día, son las mismas con las que llevo toda la vida, incluso algunos son ya como de la familia porque sin apenas conocerme se han involucrado en lo que conlleva mudarse -sin tener coche- solo porque nos parecía divertido y nos habíamos convertido en buenos amigos.

¿Conclusión? Que no hay un diario concreto ni tampoco un sentimiento o una cantidad de palabras a masa indecente que pueda describir lo agradecida que estoy por haber tenido la oportunidad de hacer lo que realmente quiero y he querido siempre con mi vida.

Espero que estas pequeñas imagenes os gusten almenos un poco de lo que me gustan a mi porque realmente no ha habido una sola noche en que no me hayan hecho reir por un mal chiste o por una buena compañía o conversación.


 Primera fiesta entre compis de piso 

María, Mei & Lourdes

María, Mei, Lourdes & Co


Halloween con el gran Jagger&CIA.

Julia, Pablo, Alfred &Co

La diversión de los muñecos vivientes y borrachos


Un paseo por el Sojo para recordar.







Días de Góngora y poco más






¡Pues esto esto es todo bloggeros!
Almenos, lo que esta permitido enseñar para quienes tienen una mente sensible ahahaha

XO-XO
Mei Bosch

martes, 11 de noviembre de 2014

Ríete de tus propias teorías

Cuando empiezas a reírte de tus propios ''empezar de cero'' es cuando realmente empiezas a tener un serio problema.
Caminas por un camino sin definir, insólito e inhóspito, suponiendo que la ventaja de hacerlo es que tanto el bien como el mal caminan de la misma mano y en un equilibrio casi perfecto..
Sueles refugiarte en tus propias teorías y esperanzas anhelando que el día de mañana algo sera diferente.. ¡que carajo! ¡Te esfuerzas a diario para que los días sean diferentes!
Sientes, vives, disfrutas y padeces pero continuas pensando que todo fin justifica ese duro camino.
Le dices buenos días con una sonrisa a cada mañana y un ansiado adiós a cada noche porque en el fondo el simple esfuerzo de abrir los ojos ya te requiere más de lo que nadie espera.
Esperas la inspiración, esperas la madurez, esperas la tranquilidad.. Buscas el control de ti mismo pero sabes que si rebuscas un poco mas en el fondo de tu mente, te estas volviendo cada día un poco más loco.
¡Y puede que sin razón!
El ser humano es el único que tropieza con la misma piedra dos veces pero ¿y si lo hace no porque no la vea sino porque espera que esa segunda vez sea la piedra quien vea que no va a hacerle nada y no le tire al suelo?
Una locura confiar en un ser desconocido pero ¿acaso nosotros mismos nos conocemos?
Cruzamos barreras, levantamos murallas y cerramos las mejores puertas esperando abrir una pequeña ventana.. Porque en el fondo somos eso. 
Somos una pequeña bocanada de aire fresco para alguien que sin darnos cuenta, se estaba asfixiando.










XO-XO
Mei Bosch

sábado, 8 de noviembre de 2014

Síndrome de los artistas

Aquellas noches se volvieron un síndrome para los grandes artistas.. ''El miedo al folio en blanco''
Y así comenzaron a olvidarse las grandes mentes de lo grande que era el mundo de las ideas.
Ya nadie desayunaba con diamantes, nadie usaba Chanel para dormir.
Decaían como las flores al entrar el invierno, perdiéndose en cada estación unas cuantas horas más.

Sentados en aquella barra privada con unas voluptuosas copas bebían y reían. Pareciera que el tiempo jamás pasó entre ellos dos. Hablaban al son de la música que discretamente adornaba la velada pero en el fondo ambos sabían cuanto se habían extrañado.
En la vida nada pasa por casualidad.
Ella pensaba que verle sonreír iluminaba su vida mientras él luchaba contra sus propios demonios intentando disfrutar aquella tímida velada.
Pronto ambos llegarían a la conclusión de que las vigésimo cuartas partes también son buenas.
¿Podría hablarse de estrategia? Aquella noche no.
La noche se creó solo para ellos dos.
Entre miradas cruzadas y bocas secas por el alcohol y el deseo.. La identidad de ambos por primera vez en mucho tiempo se volvió diferente. No tenían que cuestionarse.
Mientras ella soñaba con él, él la atrapó en la vida real.
Esa en la que no tenían nada en común, en la que no compartían lo que sentían, esa en la que solo uno mismo es capaz de estar con uno mismo.
Se dio cuenta de que no importaban las barreras que se pusieran, ambos acabarían con cualquiera que pudiera interponerse en aquel momento entre sus labios.
No importaba que las paredes se derrumbasen o que se oyeran las palabras erróneas y las preguntas equivocadas.
Simplemente ella le amaba de tal manera que prefería arder entre sus brazos a morir abrasada por el deseo de gritarle al mundo lo mucho que temía olvidar lo único que la hacía feliz.
Pensaban de la misma manera..

Así fue como ella finalmente huyó de la realidad y se lanzó a un vacío que solo las personas que realmente han encontrado al amor de su vida pueden entender, porque no son nuestras decisiones quienes definen quienes somos sino nuestro compromiso con ellas.




XO-XO
Mei Bosch

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Bienvenidos a Brooklyn Rock

Dicen.. que la vida esta hecha de pequeños detalles.
Que la esperanza es lo último que se pierde.
Dicen que un vaso de agua colma con una sola gota
Y que la vida si dos veces es breve.
Peter Pan me enseñó que es posible volar gracias a tu felicidad y Campanilla que la amistad puede con todo.
Dicen que con cada amanecer, comienza un nuevo día y que ello conlleva un sinfín de puertas que se cierran pero también de ventanas que se abren.
Dicen que uno no mira atrás y desaparece porque el pasado le haya alcanzado sino que mira atrás para poder coger el impulso necesario para crear un nuevo futuro.
BIENVENIDOS A BROOKLYN ROCK








 



xo-xo, Mei Bosch