¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

martes, 6 de septiembre de 2016

La ruptura esta de moda.

¿Os habéis dado cuenta de que, cada vez que rompemos con algo, un hábito, una pareja o un trozo de nuestra vida, nos dicen que *una puerta se cierra pero una ventana se abre?
Si lo pensamos, es una locura saltar por la ventana en vez de no salir por una puerta, pero, en el fondo, romper es eso, enloquecer ante una costumbre.
Hace años, si me hubieran dicho con todo lo que yo he roto, las reglas o las personas, o conmigo misma, no me lo hubiera creído. 
Nunca hubiera dado fé de mi propia locura. 
Pero ahora, realmente con el tiempo, deberíamos de darnos cuenta de que la mayor locura no es romper, no es saltar. 
La mayor locura de nacer es vivir. 
Porque todo en la vida es un cambio constante, como si fuéramos solo un mundo que gira diariamente. 
Cada mañana es un cambio, con nuestro cuerpo, con nuestra mente. Y esa, es la única moda que nunca pasara de moda. 
Ahora romper es tendencia. Romper con nuestros hábitos es calificado de saludable. 
Ahora cuando rompemos con alguien, amistad o amor, nos dicen que debemos ver la parte positiva, porque nos podemos encontrar a nosotros mismos. Porque la soledad se disfruta. 
¿Pero de verdad nos dicen eso porque es cierto, o como premio de consolación?
A veces, el vacío que dejan los cambios puede tergiversar demasiado nuestra opinión sobre el mundo. Incluso nuestras amistades, dejan de parecer importantes, incluso las familias dejan de verse de la misma manera. 
Romper ahora contigo mismo, será la próxima moda. 
Romper un dia por la mañana con una prenda, con unos ojos diferentes, romper con una mirada. 
Reaccionar. 

Quizás, la palabra cambio sea lo que realmente nos de miedo, porque nos predispone a temerle a girar hacia un lugar desconocido. 
Quizás solo seamos nosotros los que nos negamos a admitir, que cambiar está también en nuestra naturaleza. 
Porque un lugar bonito, no hace a una persona bonita. 
Porque una cartera llena, no hace a una persona rica. 
Porque sonriente a ti mismo, cada mañana, no es suficiente para ser feliz. 
Porque cambio y felicidad, solo son estados temporales, que surgen, que buscas y que atesoras. 
Solo son fotografias de momentos inolvidables de nuestra vida que merece la pena conservar. 
Por todo esto, y por lo que venga, os deseo un feliz comienzo del día, del curso, de un nuevo mes y quien sabe, quizás de un posible nuevo cambio para toda la vida. 






XO-XO
Mei Bosch