¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

martes, 30 de octubre de 2012

Postdate.

Querida Sociedad:
Si te dedico este tiempo de mi vida, no es porque piense que eres más importante que yo, sino todo lo contrario.
Me gustaría explicarte hasta que punto llega mi indiferencia con respecto a tu opinión.
Quiero pedirte que dejes de intentar volverme loca.
Usas todo tu poder de convicción para que actuemos a tu antojo y según tus normas aunque estas vayan en contra incluso de las nuestras.
No hay bandos buenos ni malos. Solo esta el tuyo y queridisima amiga, para mi tan solo eres una perdedora.
Pierdes el valor de cada persona que se revela contra tu sistema.
Pierdes credibilidad y autoridad cuando nos damos cuenta de lo absurdo que puede llegar a ser un equilibrio social como el que tu planteas.
Y sobretodo, pierdes tanto como nosotros ganamos por abandonarte y seguir adelante por nuestros propios meritos.
Entiendo que tu amor sea, 'amor de madre', que ni entendemos ni compartimos su sentido hasta que no llegamos a su punto.. pero la diferencia es que algunos hacen daño y entre ellos estas tú.
Eres una perdedora tan extrema, que en vez de aprovechar las cualidades que tienes gracias a nosotros, desarrollas cada uno de nuestros complejos y miedos hasta que algunos se quedan inmersos en su propia perdición.
Aunque no, no te odio. Porque gracias a ti, estoy donde estoy y he aprendido todo lo que sé.
Y en el fondo, te agradezco todos y cada uno de los momentos en los que me has hecho llorar, porque he aprendido a reir.
Te agradezco todos aquellos días de incertidumbre sobre quién era gracias a que incluso me hiciste dudar de mi misma, porque ahora he aprendido quien soy y a encontrarme si me pierdo.
Y por último, querida sociedad, te agradezco que me hayas dejado tantisimo tiempo en la estacada porque ahora se que los límites los puedo poner yo y no tú.

domingo, 28 de octubre de 2012

Son ellos, no eres tú.

¿Quién de todas vosotras se cree capacitada para soportar que le partan el corazón?
Nos arreglamos cada fin de semana como si la vida nos fuera en ello para que él note nuestra presencia.
Pasamos días pensando que nos pondremos para esa 'ocasión especial', la cual puede ser que ni él mismo sepa que existe.
Pensamos en cada momento y cada ocasión, contando los días, las horas, minutos y segundos que pasamos alejados de esa persona que hace que nuestro mundo se tambalee como si de un terremoto en plena noche serena se tratase.
Les miramos, les queremos y les amamos.
¿Para qué? Para terminar llorando en la cama de nuestra mejor amiga, hermana o madre porque dimos nuestro corazón y lo rompieron.
No es que seamos rencorosas. No es que descofiemos. Tampoco es que estemos locas.
Eso, se llama dolor.
Ese mismo que vosotros no llegareis a sentir hasta que no esteis total, completa e irrevocablemente enamorados de una mujer.
Llamamos dolor a sentir que queremos vomitar el corazón y que no podremos curar eso.
Llamamos rencor al recuerdo de como nos sentimos, pero no contra vosotros, sino contra nosotras mismas por haber permitido que alguien insignificante, jugase a ser dueño de nuestra mente y corazón.
Llamamos desconfianza, al miedo a que lo que ya nos paso una vez, pueda volver a pasarnos.
Y llamamos locura, a la sensación de vértigo que nos producís cuando nos mirais por primera vez y cuando os largais dejandonos en mitad del camino.
Queridos chicos y chicas:
Muy a nuestro pesar, seas quien seas, te vas a enamorar. Seas quien seas, vas a partir el corazón y te lo van a partir a tí. Y sobretodo, seas quien seas vas a vivir algo tan locamente provocador que ni con toda la fuerza de tu alma podrás controlarlo.
Por tanto, disfruta cada momento, y cuando se acabe podrás saber que al menos tús sonrisas han sido sinceramente especiales.

martes, 16 de octubre de 2012

Más que Sex In The City.

Carrie le preguntó a Miranda:
-¿Cuando volveré a sonreir?
Y ella le contesto:
-Cuando algo tenga realmente gracia.


Los caminos se cruzan y siempre serán nuestros.

De Carrie aprendí que todo es posible si luchas por ello.
De Miranda aprendí que el miedo puede superarse.
De Charlotte aprendí que los prejuicios pueden desaparecer.
De Samantha aprendí que seas quien seas y hagas lo que hagas, tiene que ser con el corazón.

domingo, 14 de octubre de 2012

Resumen de la rutina.

¡¡BUENAS TARDES!!
Os cuento un poco de estas dos últimas semanas, -que como no, han sido una completa locura-.
Aplicar la rutina de nuevo a mi vida, sinceramente, me ha dado una motivación tremenda.
Y me podeis llamar loca.. pero me encanta ir al instituto.
Estoy disfrutando de cada día y cada hora que paso entre esos libros, entre los nervios de los examenes, las horas de estudio y sobretodo, mis amigos.
He tenido suerte este año y he caido con unas personas muy buenas y simpaticas y mi compañera de estudio, ya se ha ganado el titulo de 'Amiga' por excelencia.
Desayunar en trés o cuantro veces porque las horas se hacen eternas o simplemente salir a tomar cafe e invadir la cafeteria de los profesores porque es o eso o la siesta en sus clases ahahaha.
Las tardes las suelo aprovechar para ver una peli despues de estudiar y salir a comprar casi siempre algunas tonterias. Y esta semana ¡me ha dado por el maquillaje!
Asi que, aqui os dejo algunas fotos de mi fin de semana pasado.
Fue un sábado estupendo.
Una tarde de chicas, casi trés horas para arreglarnos, cenar juntas e ir a bailar a algunos bares de aquí y al botellón hasta tener la risa asegurada.
¡Espero que os lo esteis pasando tan bien como yo! Y feliz comienzo del curso a todo <3>

Marina, yo y Fany

Fany y yo

martes, 9 de octubre de 2012

Cuando tú cometes un error y yo te lo describo.

Todos necesitamos alguien a quien culpar de nuestros propios fallos, porque solo asi conseguimos sentirnos mejor con nuestros propios yo. Pero, respirad tranquilos, porque si teneis este concepto claro, no sois tan horribles como aparentais.