¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

sábado, 18 de agosto de 2012

Not world, only me.

Esta vez, el post que voy a escribiros es una parte de mi totalmente improvisada. Y digo improvisada porque aunque siempre escribo sobre aquellos momentos y sensaciones que he vivido, siempre lo intento hacer pensando de una manera coherente en todos los aspectos.
Es decir, mi personalidad puede ser mas o menos fuerte, intensa, detallista o significante, lo que hace que cambien nuestras formas de ver una misma situación. Y si quiero que muchos veais que no estais solos ante un momento, o simplemente poder aconsejaros correctamente, ese momento de ''frialdad'' yo también lo necesito.
Bien. Me siento realmente indignada.
Pero no es una indignación vista con superioridad, ni muchisimo menos. Es una indignación que me hace sentir muchisima pena y resignación ante toda una trama de cotilleos infantiles.
Sabía, acepté y asumí que cuando alguien es ''conocido'' esta expuesto a todo tipo de críticas. Con buenas o malas intenciones, ahí las dejan.
Mientras tanto, yo pensaba que había dos tipos de personas que criticaban: Los trolls -que conocemos tan tan bien y con los que en fondo nos echamos unas risas- y las personas que aunque te quieran hacer bien o mal acaban haciendote bien porque sus criticas las utilizas para mejorar.
Y es aquí cuando yo me pregunto, ¿cómo tomarse a bien que menosprecien colectivamente tu trabajo?
Complicado.
Una persona cuando nace NO SABE NADA.
Aprende, es constante, lucha por sus sueños y sus metas y aunque entre todos le tiren al jodido suelo, SE LEVANTA y continua. Pero que continue no quita que sea una persona también.
Que sienta cuando le pegan.
Que llore cuando explote.
Que a veces incluso se deje caer por puro agotamiento y quiera dejar de luchar por si mismo.
Y es que hay que ser muy, MUY CÍNICO en esta vida, para tener el valor de criticar, humillar o simplemente tener la mala intención de querer joder a los demás. Sin parar a pensar en lo que son las consecuencias tanto propias como exteriores.
Pero yo tengo clarisima una cosa en esta vida y es que para ser alguién no necesito ir a Salvame para contar mierdas sobre mi vida o la de los demás para luego enganchar de las extensiones a cualquier colaboradora y que tener así 'unos minutos de fama'
Quizás no triunfe -para el mundo, CLARO LO DEJO- y quizás no pueda ir de un lado a otro del mundo dia a dia en un jet a base de champagne pero si la que cada día al levantarme a quien veo frente al espejo es a mi, con mis fallos y mis virtudes, mis fracasos y mis logros y me acepto ¿Qué más importa?
Ah! Sí, nada.



GRACIAS por leerme Bloggeros y espero que al menos haya conseguido haceros pensar y reflexionar sobre quienes importan de verdad en la vida. ¡BESAZOS!