¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

lunes, 10 de octubre de 2011

Ser amada sin poder amar.

Ser odiada y ser amada por la misma persona es posible, pero quizás solo en mi caso sea totalmente provocado.
Porque amaste mirarme y que te entendiera, -aunque tus metáforas fueran enrevesadamente malas-.. pero a la vez odiaste que solo fuera yo la persona con la que conectaste -en un solo día, en una sola tarde,- en aquel apartado de sofá de aquel bar que añoro aún.. a aquella estúpida distancia que no tuvimos valor de cruzar por miedo a lo que los demás pudieran pensar.. sobre lo que ambos corazones que allí yacían confusos pretendían obviar..
Yo quería decirle que tenia miedo... Miedo de que él jamas me amara en la forma que yo deseaba ser amada. 
Yo temía que tal vez el no tenia la capacidad de amar a nadie excepto a si mismo. 
Yo temía que llegado el momento me rompería el corazón de nuevo... Pero lo engañe y solo dije “No me pasa nada”.
Más tarde pensé ''¿Alguna vez lo amé en realidad? ¿O solo era adicta al dolor? Al exquisito dolor de amar a alguien inalcanzable..''
Y cuando pasó el tiempo, buscando mis viejos tacones que utilice en aquella fiesta de Navidad la encontré. 
Creía que había destruido todos los recuerdos de nuestra relación.. pero ahí estaba esa foto. 
La habíamos tomado con una cámara desechable antes de darme cuenta que también nosotros podíamos ser desechables.
Por lo que finalmente concluí ''La única manera de liberarme era pasar de una adicción a otra mayor.. ¡Zapatos!
Así comenzó toda mi vida actual.