¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

sábado, 3 de octubre de 2015

Falsa realidad.

Las endorfinas hacen más daño que el alcohol, más daño que un día de compras para un estudiante. 
Pero la serotonina provoca una sensación a la que deberíamos tener miedo, o al menos respeto.
Y es que ahora entiendo esa frase de: No prometas nada estando contento pero tampoco prometas nada estando enfadado.
¿No os habeis planteado nunca por qué necesitamos beber cuando salimos de fiesta? 
Seguro que si, y seguro que la respuesta es ¨porque me lo paso mejor
Ese ¨me lo paso mejor¨viene a decirnos que, siendo nosotros mismos.. ¿no nos lo pasamos bien?
Plantearoslo por un momento.
Hoy en día nacemos con una agenda bajo el brazo, con una rutina como quien respira y pertenecemos a una serie de etiquetas por el mero hecho de que quien mató a un gato, será de por vida un matagatos.






''Todos hemos llegado al momento de pensar que quizás nuestras vidas no sean lo suficiente, no para el mundo, sino para lo que nosotros mismos nos exigimos cada día.
A veces la felicidad que se nos escapa tan rápido como el expulsar el aire o la que atrapamos tan rápido como inspiramos, puedo no ser del todo real o puede no ser del todo para nosotros.
Es cierto, la vida da muchas vueltas, pero ¿acaso solo algunos se marean?
No, en el fondo, todos nos mareamos. A diario lo hacemos.
De vez en cuando lo decimos, lo admitimos y vivimos con ello, y otras simplemente lo ignoramos para bien o para mal, y dejamos que nos atrape o pase de largo esa espiral de sensaciones''

XO-XO
Mei Bosch