¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

viernes, 5 de junio de 2015

Desafio Blogger 2015, Jaen.

¡¡Buenos y calurosos días mis queridos Brookers!!
Hoy he venido a contaros un pedacito de mi experiencia como blogger, no de moda ni de tendencias, sino simplemente una blogger de corazón.
Este año ha sido duro, ha sido un año de experiencias totalmente nuevas. 
El año de los errores, de las noches de estudio y las mañanas durmiendo. De los cambios de horario y de la independencia, pero sobretodo, de la responsabilidad de aprender a cuidar de mi misma incluso en los momentos que ya no quería tener que hacerlo.
Este año he vivido una serie de experiencias que jamás me plantee que experimentaría.
Esta claro que todos en la vida hemos pasado por una fase de despegue, de decir adiós e intentar no mirar atrás. 
Seguro que más de uno hemos vuelto con la cabeza agachada, pidiendo a nuestra madre comida caliente al principio, o que nos diera ropa limpia y planchada porque no sabíamos como no quemar todas y cada una de las camisas que teníamos.
Seguramente todos hemos vivido esa fase de llegar a casa y decir, ¡pues me voy de copas! aún siendo martes, por el simple hecho de que nadie podía decirnos que no.
Quizás a mas de uno se le ha pasado por la cabeza lo que a mi.. ¿si hoy no voy a clase, quién me lo va criticar? ¿y si hoy me apetece dormir todo el día, quién me va a levantar? ¡música muy alta que no esta mamá para bajarla! ¿podré alimentarme a base de kebap todos los días? y así, un larguísimo etc de cosas que ahora, después de haber aprendido incluso a hacer pucheros, sé que solo eran una manera de vivir la ilusión loca propia de la situación. 

De ese "¡porque yo lo valgo!" 

Y después de nueve meses, aprendiendo cada día un poco mas del mundo, pero sobretodo, de mi misma, puedo decir que, con una mano en mis notas y con la otra en el corazón, a pesar de los muchos días interminables y difíciles, llenos de comederos de cabeza y preocupaciones que he tenido que vivir a lo largo de este año, no cambiaría ni un ápice de todo lo que he hecho, porque aún habiendo metido la pata mil veces, he conseguido una cosa muy buena: Madurar un poquito más.

Paseando por Córdoba con mis publicistas

Una merecida cena de Shushi después de tener examen de Política de Marketing

Trabajando duro para nuestra empresa de publicidad

Disfrutando de la noche con la cruz mas bonita que he tenido
Cotilleando la feria cordobesa 2015 

¡Pasando tiempo con mi familia viendo a nuestros ídolos!


Hoy estoy por la red para contaros algo fantástico que me ha pasado.
Hace unas semanas me apunté a un concurso de Bloggers de moda que se celebra en Jaén.
A un desafio en el que las elegidas tendrían que crear un look lo suficientemente bueno y representativo como para que fuera el elegido de entre todos.
Una experiencia increíble que podías compartir con unas chicas, o tan perdidas o tan expertas como una misma, con las que si hablabas solo de moda o belleza, serías entendida igual que si hablas de Política en el Senado.
Para mi, era como lo más de lo más poder optar a vivir un día así, con una KDD real, con chicas y personas expertas en moda con las que se pudiera compartir cualquier inquietud.
¡Y ahora estoy en Jaen para vivirlo!
Mi blog ha sido uno de los 10 elegidos para optar al premio final, ¡un viaje a Italia!
Realmente, aún no consigo creerme que este aquí, en un hotel sentada frente a mi ordenador, contando que soy una de las elegidas de Andalucía para vivir esta experiencia.
Además de estar muy perdida porque no conozco la ciudad, muy nerviosa porque no se si podré dar lo que buscais de mi y muy ilusionada por tener esta oportunidad.. Me he sentado a replantearme durante unos instantes, la verdadera razón por la que yo estoy aún en el mundo de las redes sociales y la moda.
Seguramente no pareceré la mejor vestida, ni la mejor maquillada, pero sobretodo, ¡jamás he sido la mejor peinada de ningún lugar! ahaha. No soy convencional, aunque si algo tradicional.
Soy de la clase de chicas que van a una fiesta de fin de año con un traje de Pedro del Hierro de alfombra roja pero se planta una chupa de cuero con pinchos y unas orejas de Navidad para salir. 
O que se gradua con un vestido de novia de los años 70, modificado para hacerlo mas grande aún y debajo lleva las converse de la bandera america que ha tenido desde los 15 años en su armario.
No soy la clase de chica que se pondría algo que no fueran unos vaqueros para ir a un feria aunque los tacones son una pasión que me ha dado mas de un problema de espacio en mi habitación.
Y tampoco soy de las que irían de tendencia en tendencia olvidándose de que cada 15 o 20 días todo el mundo ya esta llevando lo mismo que yo.
Me he replanteado, que quiero y realmente quien soy en este mundo que cambia tan rápido como es el del arte textil, y mi conclusión me ha convencido.

No tengo un estilo definido y ese es mi punto fuerte y el único motivo por el cual podré destacar si me lo propongo.
Mi personalidad no esta definida por lo que llevo, -seguramente nunca se ha acercado a lo que soy pero si a lo que siento-. Y es que para mi, la vida real y el mundo del arte son las dos mayores locuras que existen en la vida, pero a la vez, las dos únicas que son capaces de complementarse como el día y la noche.
El mundo es todo un personaje y mi manera de ver la vida es comparable a lo loco que es vivir ya de por sí.

¡Espero informaros pronto de como se nos ha dado el día bloggeril! 
XO-XO

Desafio Blogger 2015
Centro Comercial La Loma