¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

lunes, 16 de mayo de 2011

Mentiras.

Siempre recurso al que recurrir en tantas y tantas ocasiones por diversos motivos. Pero ¿qué nos lleva realmente a acudir a ella? Bueno, hay muchas razones, unas más válidas que otras, para hacer uso de la mentira. La más común es aquello de "por no herir los sentimientos de la persona"; otro es "por tomar la vía más fácil y rápida".
El caso es que sin darnos cuenta, más que en un recurso, la mentira acaba por convertirse en una solución a nuestros problemas y, muy a menudo, lo que hace es empeorar las situaciones que hemos de resolver.