¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

jueves, 1 de septiembre de 2011

23,8.

El viento trajo hasta mi venta el olor a lluvia y el frío que intentabas que no tuviera en el portal de tu casa, mientras hablábamos del color tan oscuro de la copa de vino que cogimos.
Por un momento pensé que nada era agobiante, y que el oxigeno aún no me faltaba.
Que no tenía sed y que no sentía el cansancio.
Que no sufría porque ya no estabas al otro lado del teléfono. Y que sobretodo, aún no tenias problemas.
Te hecho de menos. Y también a aquella sensación de que nada podría con nosotras.
Por un momento pensé que volvíamos a vivir aquellos momentos.