¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

domingo, 28 de octubre de 2012

Son ellos, no eres tú.

¿Quién de todas vosotras se cree capacitada para soportar que le partan el corazón?
Nos arreglamos cada fin de semana como si la vida nos fuera en ello para que él note nuestra presencia.
Pasamos días pensando que nos pondremos para esa 'ocasión especial', la cual puede ser que ni él mismo sepa que existe.
Pensamos en cada momento y cada ocasión, contando los días, las horas, minutos y segundos que pasamos alejados de esa persona que hace que nuestro mundo se tambalee como si de un terremoto en plena noche serena se tratase.
Les miramos, les queremos y les amamos.
¿Para qué? Para terminar llorando en la cama de nuestra mejor amiga, hermana o madre porque dimos nuestro corazón y lo rompieron.
No es que seamos rencorosas. No es que descofiemos. Tampoco es que estemos locas.
Eso, se llama dolor.
Ese mismo que vosotros no llegareis a sentir hasta que no esteis total, completa e irrevocablemente enamorados de una mujer.
Llamamos dolor a sentir que queremos vomitar el corazón y que no podremos curar eso.
Llamamos rencor al recuerdo de como nos sentimos, pero no contra vosotros, sino contra nosotras mismas por haber permitido que alguien insignificante, jugase a ser dueño de nuestra mente y corazón.
Llamamos desconfianza, al miedo a que lo que ya nos paso una vez, pueda volver a pasarnos.
Y llamamos locura, a la sensación de vértigo que nos producís cuando nos mirais por primera vez y cuando os largais dejandonos en mitad del camino.
Queridos chicos y chicas:
Muy a nuestro pesar, seas quien seas, te vas a enamorar. Seas quien seas, vas a partir el corazón y te lo van a partir a tí. Y sobretodo, seas quien seas vas a vivir algo tan locamente provocador que ni con toda la fuerza de tu alma podrás controlarlo.
Por tanto, disfruta cada momento, y cuando se acabe podrás saber que al menos tús sonrisas han sido sinceramente especiales.