¡Mas Bloggeros!

Traductor

Facebook

lunes, 11 de enero de 2016

¡Los Juegos del Hambre! Version Blogger 3.0

Buenos dias amorsitos! 
Ya han pasado las Navidades, que mas que nada, ¡POR FIN SE ACABARON LAS NAVIDADES!
Y a ver, no soy el Grinch, no es que las odie, al contrario. 
Las Navidades son una de mas mejores épocas del año para mi, pero siempre las acabo igual por mucha ilusión que les ponga..
Al llegar a casa, cual turrón de Suchard, comienzan los Juegos del Hambre entre la familia.
A ver quien llena mas la mesa en la cena y a ver quien acaba antes con las sobras al día siguiente.
A ver quien te pregunta mas veces que estudias y cuando piensas acabar.
A ver quien es tu novio o en otros casos, a ver CUANDO TE ECHAS NOVIO que se te pasan los arroces.
A ver quien bebe mas, quien tiene mas regalos, quien se ha portado mejor o lo que es peor, a ver quien ha cogido mas caramelos en la cabalgata, los cuales se pasaran el resto de 2016 en una bolsa olvidada de la cocina, cogiendo mucho polvo y pegándose los unos a los otros en Julio por la calóh andaluza.
Regalos, dinero, frio, luces, las promesas de ¨mañana madrugo para estudiar¨, villancicos que acaban siendo como la discoteca de Berskha a las 10 de la mañana después de un día de resaca.. (pobres dependientas, siempre lo pienso)
Unos días esta bien, como novedad, como descanso de la rutina, pero... Es que la Navidad acaba siendo una rutina mucho peor.
¿Por qué? Porque después de cebarnos cuales cerditos que esperan que algún día alguien se los coma, haber cogido un par de tallas y pateado absolutamente todas las tiendas de la ciudad en busca de regalos, llegan.. Las tan temidas y queridas ¡REBAJAS!

¿Locura? Seguramente si no tenemos en cuenta algunos tips para evitar que comprar se vuelva la Guerra de las Galaxias.
  1. Haz una lista, ¡pero de lo que tienes en tu armario!. Me juego lo que queráis a que ni si quiera sabeis realmente la cantidad de cosas que tenéis o que os hacen falta dentro de los básicos. Mi consejo: Aunque cuesta mucho trabajo ponerse a hacer limpieza, la mejor manera de ir de compras es, sabiendo primero, lo que ya has comprado y que nunca has usado. Puedes ver que tienes realmente unos tesoros guardados que ni te lo imaginas.
  2. Marca el presupuesto que vas a usar y los descuentos para los que si estarías dispuesta a pagar. Por ejemplo, si dentro de tu lista de básicos faltan unos pantalones vaqueros pitillo lisos y adecuados a tu forma de cuerpo, no dudes en pagar más por ellos de lo que esperabas ya que invirtiendo en calidad, vas a invertir a largo plazo con una prenda que podrás usar para cualquier tipo de ocasión si sabes como combinarla. 
  3. Conoce tus preferencias antes de lanzarte a la calle cual loba hambrienta. Plantéate que es lo que quieres: Respetar tu estilo actual, definir un nuevo estilo, innovar o simplemente tapar esos agujeros que han dejado las Navidades y los 3 kilos de mas en masa de polvorón y pavo que nos hemos zampado.
  4. Compra de manera estratégica. En invierno, las prendas ¨mas veraniegas¨ suelen ser mucho mas baratas que en las rebajas del mismo verano. Y en verano, las prendas de invierno son mucho mas baratas que en las propias rebajas de invierno. Mi consejo es que conozcáis lo que realmente necesitas de ambas temporadas y aprovechéis las verdaderas rebajas y descuentos que Amancio Ortega nos tiene preparados. 
  5. Ten siempre en mente un plan B. Es muy normal que al llegar a una tienda esperando encontrar el chollazo o la prenda ansiada de la temporada a mitad de precio, la encontremos pero con una desilusión: No es la talla correcta, no nos queda como creíamos o tiene algún tipo de roto, fallo o tara. Mi consejo es que, hay cientos de tiendas que llevan una misma linea de prendas. Si no esta en Zara, probablemente este en Mango, Sfera o Pull. Respira hondo y date una vuelta. 





Realmente estos 5 pasos son los mandamientos que yo sigo, SI O SI, cada vez que estamos en época de rebajas, pero también es cierto, que con el tiempo, te das cuenta de que no todo es trazar un plan.
En las tiendas, las rotaciones son habituales y quizás una prenda que nunca habías visto, de repente en rebajas la encuentres sin esperarlo, te enamores o simplemente la necesites y gastes medio presupuesto en ella.
El truco esta en, INVERTIR EN BASICOS, ELEGIR LA TALLA CORRECTA Y TENER PACIENCIA.
¿Por qué paciencia?
Yo tengo un lema y es que: Si es tu talla, es el ultimo y esta de rebajas, esa percha te pertenece.
Todo en la vida pasa por algo.